. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

  Viernes, 20 diciembre, 2002

Desde el dos mil dos al siete de enero..

No me tocará la lotería entre otras cosas por que no juego, pero me voy de vacaciones que es todavía mejor; En eso soy como los perros, si ven un billete de quinientos euros apenas si lo huelen para rodearlo, en cambio si ven un hueso con carne se lanzan hacia él como posesos, yo igual, sé que si me tocara la lotería podría disfrutar de vacaciones continuas, pero la posibilidad es tan remota que directamente la rodeo y prefiero tirarme en plancha sobre las próximas dos semanas.

Seguro que luego tendré algún minuto de nostalgia del trabajo cuendo esté tumbado en el sofá mirando al infinito.. al fin y al cabo el mundo es una pura contradicción, esta mañana por ejemplo han bajado el precio de las compresas reduciendo el iva.. y luego quieren fomentar la natalidad!!!

Hasta el año que viene no volveré a tocar esto, ni falta que hace, aguantaré la familia coñazo, los regalitos inútiles, las comidas absurdas, sólo buscaré tiempo para ponerme el día de “tómbola” y del “CSI”, durante las próximas dos semanas voy a imitar todo lo que pueda al cerdo, misión principal: comer y dormir.