. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

  423 Viernes 29 Octubre, 2004

 
Capítulo Cuadringentésimo vigésimo tercero: "El amor es como la enfermedad: siempre termina en la cama". (Gaspar, M., 18 años, romántico, pero sólo lo justo.)

Viernes, ante nuestras narices el fin de semana oficial más largo del año, fiesta del lunes aparte, nos van a devolver la hora que nos quitaron.

Y con todo este tiempo por delante, hoy algo muy práctico; en rigurosa exclusiva desde una de esas revistas atrasadas que uso para leer en los interminables intermedios de alguna película en la televisión, la primera entrega de "frases imprescindibles para intimar con extranjeros".

Un documento único

Parte primera, empezamos por el más común, el inglés; es fácil, no hace falta saber nada más (de la lengua se entiende), simplemente elegir la situación que uno prefiera, un poco de descaro y al ataque.

Primera opción: que quieras parecer romántico, pues suelta un : "If I could rearrange the alphabet, I would put "U" and "I" together".

Que traducido debe de ser es algo así como "si pudiera reordenar el alfabeto, te pondría a ti junto a mi".

Vamos, "cae" seguro.

Si pasas de preliminares y quieres lo que quieres, nada mejor que un : "Your place or mine? Tell you what? I´ll flip a coin. Head at my place, tail at yours".

Más o menos: "¿en tu casa o en la mía? Voy a tirar una moneda al aire. si sale cara, en la mía; si es cruz, en la tuya". A no ser que uno tenga una moneda rara, la cosa está hecha.

Y si no eres ni una cosa ni la otra, pues nada como usar la frase clásica para romper el hielo: "Did it hurt when you fell from heaven?"

Es decir, el típico "¿Te dolió cuando caíste del cielo?", cursi como pocas pero que tiene sus seguidores también.

Aprenderlas no lleva mucho tiempo y las consecuencias pueden merecer la pena... por intentarlo que no quede.

Para otra vez otras en francés y en alemán, pero poco a poco.

Hasta el martes.. y a practicar.