. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

  490. Miércoles, 16 Febrero, 2005

 
Capítulo Cuadringentésimo nonagésimo: "Por supuesto, vamos a gastar muchísimo en marketing, porque creemos que el producto se vende solo" (Jim Allchin, 38 años, vicepresidente de plataformas Microsoft)

No sé donde leí una vez una de esas frases, "poética" ella, que definía perfectamente lo malo que es una ausencia de sexo en la vida; decía algo así como que la sexualidad es un poderoso río: si lo represas sin un aliviadero, acabará inundando toda tu vida.

Claro que el otro extremo, tampoco parece que sea el más recomendable.. aunque tengo que reconocer que algunos casos que abusaron del asunto, cierta envidia si me dan, si.

La reina Zingua, que rigió lo que ahora es Angola a principios del siglo XVII, ha pasado a la historia como una ninfómana ejemplar.

La reina, que contaba con un amplio y surtido harén a su entera disposición, se divertía organizando combates a muerte entre sus esclavos, ofreciendo su cuerpo, de obligatorio uso, como galardón al campeón, que tras una noche entera de servicios reales, también moría al amanecer.

En cierta ocasión llegó a decretar la muerte de todas las mujeres embarazadas del reino, ya que no aceptaba que ninguna de sus súbditas hiciera gozar a los hombres.

Este comportamiento lo mantuvo hasta los setenta y siete años, al llegar a esa edad, cuentan las crónicas que cambió por completo su actitud ante la vida convirtiéndose al catolicismo.

Ya, claro, a los demás nos bautizan nada más nacer y ella va y se pone "católica" a los a los setenta y cinco, cuando el mecanismo está más que oxidado; así cualquiera ....a buenas horas mangas verdes.

    Yo-Yo