. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

tantas cosas para no hacer y tan pocas vacaciones 8

 
Una de las más clásicas materias de competición entre hombres, especialmente de algunos y especialmente en algunas edades, suele ser el tamaño del pene.

Saber quien la tiene más larga, vamos.

Y digo yo, que no debe haber nada más frustrante que intentar poner "pene" como contraseña en alguna página de esas guarras y que te devuelva un "mensajito" diciendo que tu "pene" es demasiado corto para ser valido.

Sí, ya sé que no es nada personal y que simplemente se refiere a la contraseña, que debería de ser más larga, pero el mosqueo no te lo quita nadie.

Pero, como todo en esta vida, también esto es muy relativo, y va a depender sobre todo, con qué hagamos las comparaciones. Ya vimos como el humilde percebe, con un pene que superaba 38 veces su tamaño, dejaba en ridículo sin problemas, los, por ejemplo, tres metros que "luce" el delfín.

Pues con el tamaño de los testículos ocurre más o menos lo mismo, por mucho varicocele que uno padezca, que no es más que una enfermedad dónde los testículos se hinchan y se hinchan y se hinchan.. , nada es comparable a los que tiene, sin enfermedad ni otras cosas raras, los mosquitos trompetilla, sus testículos representan, nada más y nada menos, que dos tercios de todo su cuerpo.

Para hacernos una idea, si un hombre pesa 80 kilos, más de 56 y medio serían "huevos".