. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

671. Miércoles, 21 diciembre, 2005

 
Capítulo Sexcentésimo septuagésimo primero: La vejez tiene dos ventajas: dejan de dolerte las muelas y se dejan de escuchar las tonterías que se dicen alrededor (George Bernard Shaw, 1856-1950, escritor irlandés)

Que no se nos quede cara de bobos cuando estas navidades nos hagan la proposición.

La información es poder y no sólo de misioneros o "birmanos" vive el hombre.

Algunas prácticas con denominación de origen:
- Ruso: acción de masajear el ano.

- Turco: La pareja, con las manos atadas, espera de forma sumisa a dar y recibir placer sin moverse.

- Francés: coito oral.

- Árabe: "cabalgar" encima de la pareja.

- Florentino: Uno de los miembros de la pareja sujetará el pene del otro con la piel presionada hacía atrás evitando la eyaculación.

- Sajón: igual que el "florentino" pero presionando la base del pene.

- Japonés: realizar el coito en el suelo y en cuclillas.

- Griego: coito anal.

- Sueco: sexo en grupo.

- Cubano: masturbación con el pene entre los pechos.

- Tailandés: masaje por todo el cuerpo con los pechos.

Toda una vuelta al mundo sin salir de una habitación.