. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

695. Jueves, 2 febrero, 2006

 
Capítulo Sexcentésimo nonagésimo quinto: ""La vida es una sopa llena de pelos flotando que, a pesar de ello, estamos obligados a comer". (Gustave Flaubert, 1821 - 1880, escritor francés)

Hay otros pueblos, otras culturas, que aunque a primera vista parezcan mucho más primitivos que nosotros pueden acabar dándonos lecciones en algo tan importante para el futuro de la humanidad como es el aprovechar y reciclar los recursos que la naturaleza pone a nuestro alcance.

Existe una tribu perdida por el Amazonas, los Koraba, descubiertos por casualidad en 1989 por un tal Marco Valdés ( y un pelín agresivos todo sea dicho, -en 1992 mataron a 12 sacerdotes brasileños empeñados en acercarse demasiado) que son un verdadero ejemplo del espíritu ecologista que nos debería de invadir a todos: "nada se tira, todo se aprovecha".

Sus adolescentes se inician en un rito de "madurez" consistente en ingerir el semen de sus abuelos paternos mediante felaciones continuas durante tres días. ¿El fin? traspasar la semilla de la vida y la experiencia a las generaciones más jóvenes y no desperdiciar el gran tesoro que significaría no aprovechar las "enseñanzas" de nuestros mayores, presentes, por lógica, en el fluido por excelencia de la transmisión genética: el semen.

Cuando una mujer queda embarazada debe ser "cubierta" por todos los demás varones de la comunidad, única forma de que el futuro nacido sea un miembro homogéneo de la tribu.

Y naturalmente, cuando uno de sus miembros muere, nada de malgastar su cuerpo quemándolo o enterrándolo. Es descuartizado y cocinado para servir de alimento a la comunidad y así preservar el alma del difunto dentro de la tribu.

Nunca hay que tirar nada. Aprovecha los residuos y recicla. Reciclar es reutilizar, Reciclar es de sabios