. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

896. Martes, 16 enero, 2007

 
Capítulo Octingentésimo nonagésimo sexto: "A mediados de los 80, los granjeros decidieron que había demasiada leche barata en el supermercado y el gobierno compró y sacrificó 1,6 millones de vacas lecheras. ¿Por qué nunca ha hecho algo así con los abogados?" P.J.O´Rourke, 1947, humorista estadounidense)

Pasando de botox, liposucciones, presoterapias, inyecciones de colágeno o asquerosas mascarillas de yogurt semidesnatado con trozos de piña colada. Fuera depilaciones, estiramientos, dermoabrasiones, liftings o peelings.

¿Quieres parecer más atractivo a tu pareja en menos de diez minutos y por bastante menos de lo que te costaría un politono de Bisbal? peluche práctico tiene hoy, como siempre, la solución.

Científicamente comprobado: con unos tragos los demás parecen más guapos. Lo han demostrado unos científicos escoceses al comprobar que quienes tomaban tres cervezas encontraban a los miembros del sexo opuesto (o del mismo si son personas minimamente inteligentes) un 25% más atractivos que los sobrios.

¿Razones? Las hay, las hay. El alcohol estimula la parte del cerebro (nucleus accumbens) que controla la atracción sexual y ésta se dispara con un determinado grado de alcohol en sangre.

No le des más vueltas, pasa del contorno de ojos y que beban, que beban.