. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

927. Miércoles, 28 febrero, 2007

 
Capítulo Noningentésimo vigésimo séptimo: "Me pregunto: ¿Qué haría yo sin mí? (Manuel Garrido, 1985, filósofo y pensador)

Alguien dijo que según la edad, así ha de ser la alimentación: ni las papillas son para hombres barbudos, ni las paellas para bebés. No debemos de comer sino lo que sea apropiado a nuestro momento.

El tiempo acabará pasando, y lo que antes apartamos vendrá a sernos útil; nos tropezaremos con las mismas palabras que antes desechábamos y las veremos llenas de sentido. No es el texto el que cambia, sino quien lo lee.

Pero no siempre. Existen unas cuantas realidades (pocas, es verdad), que han logrado permanecer inalterables con el paso del tiempo y que jamás, por su propia naturaleza de verdades absolutas, podrán ser destruidas. Y hoy en peluche descubrimos algunas de ellas.

- Casarse con una mujer rica es contraer patrimonio.
- Hay una delicada línea entre pescar y hacer el imbécil en un río.
- Sólo quien ha comido ajo puede darnos una palabra de aliento.
- Al punto le salió un rabito y entró en estado de coma para siempre.
- ¿Existe de verdad algo profundo? Sí, el subsuelo
- Todo el mundo es normal antes de conectarse a Internet.
- Estar de novio con una fea constituye un novi-asco.
- El médico general es el que sabe que su paciente morirá. El médico especialista es el que sabe de qué.
- Dile a un hombre que hay 400 billones de estrellas y te creerá... dile que la pared tiene pintura fresca y la tocará...
- ¿Sed de conquista? agua de colonia.
- Si la montaña viene hacia ti, ¡ Corre, es un derrumbe!
- Los únicos tanques útiles son los de cerveza.
- Una religión no es más que una secta con problemas de obesidad.
- La cara de un niño lo dice todo. Sobre todo, la parte de la boca.
- A los ahorcados se les hace un nudo en la garganta.
- Igual para los perros somos cosas que tiran palos...
- Nada dura tanto como un amor imposible.
- Los avaros deberían morir de cálculos.
- El dinero no hace la felicidad porque los ricos no necesitan ser felices.
- Arrojarse al abismo es una precipitación.
- La lombriz es un animal sin pies ni cabeza.
- Nada produce tanta rabia como la mordedura de un perro rabioso.
- Los cuernos convierten la frente en una afrenta.
- El psiquiatra es un médico demente, perdón, de mente.
- Nada tiene tantos sinónimos como las cosas innombrables.
- Autobiografía de un jamón: Yo era un cerdo pero me curé.
- Las reglas sin numerar son las mejores para medir a ojo.
- Es mejor no saber como se hacen las salchichas ni las leyes.
- Un hombre sin religión es como un pez sin bicicleta.
- Así se avanza en la vida: Primero uno cree en Papá Noel, luego uno no cree en Papá Noel, y al final uno es Papá Noel.
- Primer descubrimiento en la mañana de navidad: las pilas no estaban incluidas con el juguete.
- Primer descubrimiento en la tarde de navidad: el niño tiene un juguete novedoso y notará que el padre estará jugando con él mientras el niño jugará con la caja en que vino el juguete.
- Si los borrachos estuvieran en el poder lo tendríamos todo doble.
- El seguro lo cubre todo, menos lo que pasa.
- A las cuatro de la mañana nunca se sabe si se es demasiado tarde o demasiado temprano.
- El cristianismo podría ser bueno si alguien intentara practicarlo.

No son todas, lo sé, pero son un principio. Al fin y al cabo la filosofía sólo consiste en decir refranes con palabras difíciles...