. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

985. Lunes, 4 junio, 2007

 
Capítulo Noningentésimo octogésimo quinto: "Me revienta que hablen cuando interrumpo" (Ramón H. 58 años, jefe)
"La mejor reacción ante una decepción o rechazo es la de lamentarse durante no más de doce horas, hurgarse la herida durante no más de tres días y luego comprender que se ha dado un paso más hacia la madurez plena". Ralph Waldo Emerson, 1803- 1882, escritor, filósofo y poeta de los EE.UU.
Cuando los disgustos son laborales echaremos mano de la teoría de la relatividad, así podemos acortar los tiempos y llegar a la madurez plena en unos tres minutos con cuarenta segundos.. pudiendo pasar directamente a otra cosa. Total, para lo que pagan...