. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1010. Lunes, 13 agosto, 2007

 
Capítulo Milésimo décimo: "Hay personas que jamás se relajan, pero gastan su energía en no llegar a ninguna parte. Descansar no es una perdida de tiempo si después se emprende algo verdaderamente útil. (Stephen Hannock, 1951, pintor estadounidense)

Desconectar de unas vacaciones es algo parecido a tomar mucho peso con la mano y soltarlo de golpe: nadie se libra del temblor.

Yo lo tengo ahora. Y me va a durar.

Me cuesta volver, pero no hay más remedio. Ya estoy aquí, en mitad de agosto. ¿Habrá alguien más?