. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1033. Viernes, 14 septiembre, 2007

 
Capítulo Milésimo trigésimo tercero: "Los hombres en sus cuarentas son como los crucigramas del New York Times: tramposos, complicados y tu nunca sabes si tienes la respuesta correcta". (Carrie Bradshaw, Sexo en Nueva York)

En cuestiones sexuales, pocas cosas salen tan caras como estar enganchado al sexo oral. Te cobran por hacértelo con una máquina y ni te enteras.

No soy un experto en el tema, pero no sé dónde he leído -o posiblemente me lo habrán contado- que la mayoría de las líneas eróticas no permiten mantener un dialogo, sobre todo porque lo que sueles escuchar es una grabación; aunque tambien dicen que hay sitios -algo más caros- en los que al otro lado de la línea tienes a tu disposición un locutor de carne y hueso, actores capaces de interpretar cualquier papel que el cliente les pida, y por el que cobran casi dos mil euros al mes por sus cuatro horas de trabajo diario.

Una miseria si lo comparamos con lo que ganan los dueños de las empresas, las más boyantes de estas centralitas dicen recibir (sólo en España), 18.000 llamadas diarias (entre 15 y 50 euros cada diez minutos), por las que obtienen unas ganancias mensuales de más de ciento veinte mil euros. Un negocio redondo incluso después de haber pagado a las compañías telefónicas por el soporte un tercio de las ganancias.

Por cierto que la próxima vez que hagan encuestas sobre los hábitos sexuales de los españoles, debería de preguntar a estos empleados, sin duda unos verdaderos expertos en el asunto. En otros países ya lo hacen y según los últimos datos, los que menos tiempo tardan en llegar al orgasmo (eso que se ahorran) resultan ser los italianos: 8 minutos, entre dos y cuatro menos de lo que tardan los estadounidenses en llegar a la culminación de su sexo oral.

Y ya que estaban entrevistándoles, hasta les preguntaron las fantasías más solicitadas por sus clientes (principalmente hombres):


- Dominación con mujeres: 37%
- Colegialas: 23 %
- Sexo anal con mujeres: 15%
- Sexo con dos chicas: 9%
- Travestismo: 5%
- Sexo con mujeres mayores: 4%
- Orgías: 3%
- Sexo con lesbianas: 2%
Algo que no viene más que a demostrar -otra vez- la clase de pervertidos que usan estas líneas. ¡No es ni medianamente lógico que fantaseen con mujeres estando los hombres como están!

Hasta el lunes.

,