. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1054. Martes, 16 octubre, 2007

 
Capítulo Milésimo quincuagésimo cuarto: ".. y si el oxígeno no fue descubierto hasta 1773, ¿qué respiraba la gente hasta entonces?" (Pedro José R. 16 años, estudiante de la ESO)

Arístide Briand, político francés y premio Nóbel de la Paz en 1926, se negaba a seguir dando trabajo a un recomendado de un amigo suyo.

"- No, no y no. Mira si es vago que cuando le di el primer empleo, todo el trabajo que tenía que hacer era arrancar a fin de mes la hoja del calendario, y encima había veces que se quejaba".

"- ¿Se quejaba?"

"- Sí, se sentía muy desgraciado porque encontraba que el mes de febrero era terriblemente corto"

Y de pronto me acordé...
Cuentan de un sabio, que un día
tan pobre y mísero estaba,
que sólo se sustentaba
de unas yerbas que cogía.
"¿Habrá otro", entre sí decía,
"más pobre y triste que yo?"
Y cuando el rostro volvió,
halló la respuesta, viendo
que iba otro sabio cogiendo
las hojas que él arrojó
.
Nunca había estado tan cerca de comprender la gran verdad que pueden encerrar unos simples versos. Nunca.

,