. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

08-

 
- Para encontrar el significado de la expresión "mandar a alguien a tomar morcillas", hay que remontarse al siglo XIX, cuando para eliminar a los perros callejeros se empleaba la técnica de darles morcillas envenenadas con estricnina. Cuando a finales del mismo siglo aparecieron las perreras, se abandonó esa costumbre.