. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1152. Lunes, 31 marzo, 2008

 
Capítulo Milésimo centésimo quincuagésimo segundo: “Una mujer se casa con un hombre esperando que cambie, pero nunca lo hace. Un hombre se casa con una mujer esperando que no cambie, pero siempre lo hace”. (Proverbio universal)

La noticia que leia ayer en un periódico:


Me ha llevado a acordarme de otra similar que vi hace poco: encuesta sobre Calidad de Vida y Empleo del Ministerio de Trabajo: sólo el 10% de los españoles reconoce abiertamente que se aburre en el trabajo, y otro 30% dice que sólo se aburre a veces.

Apuntaba no se quién que decir la verdad en un país donde casi cuarenta millones de personas mentimos unas veinte veces al día es correr el riesgo de pasar por mentiroso. Deberían hacer este tipo de encuestas cuando los jefes no estén delante.

,