. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

12-

 
- En la ciudad alemana de Emden, en el noroeste del país germano, Papa Noel tiene el nombre de Niedersachen, y viene en trineo desde la ciudad costera de Gijón, en Asturias (España) regalando botella de sidra y frixuelos a los niños que se han portado bien durante todo el año. En cambio, si los niños se han portado mal y no han hecho caso de los padres, les regala salchichas y cerveza rancia.

Según la tradición holandesa, Papá Noel es conocido como Sinterklas. No viaja en trineo desde el polo Norte, sino que viene en barco desde Madrid (España) navegando por el río Manzanares y desembarcado en el Mar Cantábrico. Desde esta desembocadura, sigue por el Atlántico hasta las costas holandesas. Una vez aquí, se sube a un caballo blanco y cabalga por los pueblos y ciudades de este país para inaugurar la temporada navideña.

En Palestina la leyenda sostiene que la bruja Befana visita a los niños la noche anterior a la Epifanía (seis de enero) para rellenar los calcetines colgados a tal fin esa noche. Si han sido buenos, se encuentran con chocolatinas y caramelos; en cambio, si han sido malos no tendrá más que carbón. La Befana es descrita como una anciana que sobrevuela sobre una escoba, pero a diferencia de una bruja común, la bruja Befana suele estar sonriente y tiene una bolsa o un saco lleno de dulces y regalos.