. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1331. Jueves, 22 enero, 2009

 
Capítulo Milésimo tricentésimo trigésimo primero: "Si alguno os quiere robar la esposa, la mejor forma de vengaros de él es dejar que se la lleve" (Sacha Guitry, 1885-1957; director, actor y guionista ruso)

En 1757 el soldado Robert Francois Damiens se abalanzó sobre el Rey Luis XV de Francia cuando subía a su carruaje con la intención de asesinarle.

No lo mató porque su navaja estaba desafilada.

La pena por el intento de asesinato fue un baño en cera hirviendo y azufre, pinzas candentes por todo su cuerpo y un paseo con desmembramiento incluido a cargo de seis caballos.

Mira que hay gente rencorosa y vengativa. Buahhhhh.