. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1339. Martes, 3 febrero, 2009

 
Capítulo Milésimo tricentésimo trigésimo noveno: "Primero el hombre en la vida aprende a andar y hablar. Más tarde, a sentarse tranquilo y a mantener la boca cerrada”. (Marcel Pagnol, 1895-1974; escritor francés)

La palabra, que en realidad quiere decir retiro pequeño (retirete), está definida en el diccionario como “cuarto pequeño en la casa o habitación, destinado para retirarse”. Por eso, y hasta unos cuantos años, el común de los mortales se refería al retrete como el cuarto al que se retiraba a descansar.

Pues que sepan que somos muchos los que intentamos, con nuestro esfuerzo en el día a día, que no se pierda el uso tradicional del lenguaje... siempre que nos dejan. Sobre todo durante el horario laboral.