. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1777. Miércoles, 2 marzo, 2011

 
Capítulo Milésimo septingentésimo septuagésimo séptimo: "Cuatro cosas hay que nunca vuelven más: una bala disparada, una palabra hablada, un tiempo pasado y una ocasión desaprovechada". (Proverbio árabe)

Hay veces que tener buena memoria ayuda mucho. Sobre todo si hace que te acuerdes de los buenos ratos que has pasado con ellos.

La nostalgia ya no es lo que era.