. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1898. Jueves, 13 octubre, 2011

 
Capítulo Milésimo octingentésimo nonagésimo octavo: "El tamaño de un espermatozoide es 1.546.003,72 veces menos que el precio de la mensualidad del colegio de un niño”. (Emilio O. 56 años, matemático)

Hoy, en peluchepráctico, otro de los peluchesprácticos más prácticos de los peluchesprácticos. Hoy, en peluchepráctico: cómo vengarse de su jefe sin condenarse al fuego eterno del paro.

Recortar dos pequeñas circunferencias y pegarlas en una cartulina. En una de las caras coloque la fotografía de su jefe y en la otra dibujar los cuernos a voluntad

Hacer girar tal que así la moneda de cartón y su jefe sufrirá una graciosa transformación.

Siempre es más cómodo (y además no es pecado) que lo otro, especialmente si la mujer del jefe tiene un cierto parecido (sólo físico) -que suele pasar con las mujeres de los jefes- a la duquesadealba. Salvo que usted sea el señorduque, por supuesto.