. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1910. Miércoles, 2 noviembre, 2011

 
Capítulo Milésimo noningentésimo décimo: “OK, entonces ¿cuál es la velocidad de la oscuridad? (Alfredo G. 32 años, estudiante en paro)

El Ilustre Colegio de Ingenieros ha elevado una respetuosa queja a los ímprobos (a la par que refinados) empresarios por las declaraciones que recientemente han hecho públicas según las cuales las fechas del santoral que caigan entre semana se tendrían que trasladar a los lunes.

"Esta medida -señala la nota de protesta del citado colegio- establecida con el fin de evitar los puentes, causaría un indescriptible perjuicio a nuestro trabajo que, debido a la recesión actual, es una de los más castigados. De llevarse a cabo semejante disparate –continua la nota- nuestra profesión se vería abocada al desastre más absoluto por la supresión de los únicos puentes que en este momento de crisis económica se realizan”