. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1937. Lunes, 19 diciembre, 2011

 
Capítulo Milésimo noningentésimo trigésimo séptimo: "La ambición suele llevar a las personas a ejecutar los menesteres más viles. Por eso, para trepar, se adopta la misma postura que para arrastrarse” (Jonathan Swift, 1667 - 1745; escritor irlandés)

Para proteger a los rebaños de ovejas de los procelosos lobos que por estas fechas suelen ponerse como el quico de ricas tajadas del sufrido y pacífico semioviente ovino, lo más productivo es pagarle a una de las ovejas, la más agresiva, un cursillo de artes marciales –judo o similar- por correspondencia. Hay muy pocos lobos que se atrevan a atacar un rebaño en el cual una de las ovejas sea cinturón negro; y si alguno osare peor para él.

Una idea que bien pudiera extenderse a otro tipo de colectivos dado el gran número de ellos que presentan las mismas o parecidas necesidades.

Parece que con esto de la navidad a uno le salen sus instintos más sentimentales en lo que ayudar a los demás se refiere.