. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1942. Martes, 10 enero, 2012

 
Capítulo Milésimo noningentésimo cuadragésimo segundo: "De qué color es un chino al que le tiran de los huevos: pues amarillo chillón” (Rubén P. 14 años, estudiante)

Cuando procedían a retirar el árbol de Navidad, una vez terminadas las tradicionales fiestas de tan honda raigambre popular, los señores de Garitagoitia observaron por sorpresa que algo se movía entre las ramas. Cual no sería su asombro al comprobar que entre el follaje se encontraban tres chinos (de la China continental) agazapados.

Al ser interrogados por los periodistas sobre el extraño descubrimiento, el señor Garitagoitia informó que el árbol de Navidad lo adquirido, junto con un kilo de mandarinas y dos bolsas de patatas fritas (de sabor a barbacoa), en una frutería regentada por compatriotas de los cuerpos extraños arbóreos porque estaban muy bien de precio.. “Era una oferta y ya sabe.. como estamos en crisis” afirmó disculpándose.

Aunque los tres los ciudadanos chinos (de la China continental) han permanecido mudos en todo momento, fuentes de la investigación sospechan que el error puede haberse debido a un fallo humano en la cadena de montaje en la fábrica del sur del país de la que procedía el árbol. Visto el barullo de chinos (de la China continental) que se forma en las fábricas de árboles de Navidad en China (China continental) algún operario pudo confundir –sin querer- a sus compañeros con cierto tipo de adorno destinado al árbol colgándolos en él sin darse cuenta. “No los hemos echado de menos, pensábamos que todavía estaban trabajando, son días de mucho ajetreo y supusimos que con sólo las 23 horas de su jornada normal no les bastaría y estarían haciendo las horas extras habituales”, han declarado uno de los familiares de los chinos (de la China continental) encontrados y que prefiere mantenerse en el anonimato.