. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1974. Jueves, 23 febrero, 2012

 
Capítulo Milésimo noningentésimo septuagésimo cuarto: "Cuando el hombre es celoso, molesta; cuando no lo es, irrita” (Proverbio holandés)

Sobre el tema "Alergias primaverales y otras alteraciones para colar un absentismo como dios manda" se celebró ayer tarde una interesante sesión clínica en la salita de estar del reputado medico especialista (con igualas y todo) don Eusebio López del Canto y Peñalba de los Castro-Sánchez.

En primer lugar, el señor don Eusebio López del Canto y Peñalba de los Castro-Sánchez hizo la introducción sobre el tema: "Me parece que esta vez sí, por fin ya he pillado una alergia".

Seguidamente, doña Concepción Gutiérrez López (señora de don Eusebio López del Canto y Peñalba de los Castro-Sánchez) presentó una comunicación sobre el tema "Utilidad del vaso de leche caliente, la aspirina y la sudada camera en la sintomatología precoz de la alergia primaveral"

Acto seguido, la señorita Doña Dolores Sánchez Ramírez (amiga personal de don Eusebio López del Canto y Peñalba de los Castro-Sánchez) presentó las conclusiones de su trabajo clínico sobre "Incidencia de la alergia primaveral en el absentismo laboral de una pequeña oficina en el contexto de la crisis actual".

Finalmente, Don José Sánchez García (sin ningún parentesco conocido con don Eusebio López del Canto y Peñalba de los Castro-Sánchez) presento su investigación sobre el tema "Recomendaciones anatomopatológicas ante una autopsia postalérgica".

Terminada la sesión clínica, el señor don Eusebio López del Canto y Peñalba de los Castro-Sánchez hizo una demostración práctica de meterse en la cama, precedida de llamada al jefe para anunciarle que le parecía que por lo menos iba a estar una semana sin aparecer por la oficina.

Tan interesante sesión fue realizada gracias a la correspondiente (y muy generosa) subvención del departamento que, casualmente, dirige don Eusebio López del Canto y Peñalba de los Castro-Sánchez y en el que, al menos un par de veces al mes, es fácil ver como realiza su labor. (Previa cita).