. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

1981. Miércoles, 7 marzo, 2012

 
Capítulo Milésimo noningentésimo octogésimo primero: " La televisión ha hecho mucho por la psiquiatría: no sólo ha difundido su existencia, sino que ha contribuido a hacerla necesaria". (Alfred Hitchcock, 1899 - 1980; director de cine británico.)

Telenegra, un nombre a retener. Se trata del último invento en el campo de los televisores. Ya ha sido presentada en una exposición de alta tecnología celebrada en Bruselas por un grupo de investigadores e inventores españoles. El invento consiste en un aparato de televisión al que se ha adaptado una célula que elimina todo tipo de emisión. De esta forma la pantalla no se ilumina en ningún momento y el programa no llega a salir en la misma.

Los inventores han declarado que se trata de algo maravilloso contra el agotamiento nervioso, evitando enfermedades como la gastritis, colitis, neurosis, e incluso la irritabilidad, la apatía, etc., que provocan los televisores actualmente en uso.

Así pues, todas las enfermedades tienen un nuevo enemigo llamado Telenegra que, a juzgar por lo comprobado en el Congreso de Bruselas es un invento de una eficacia y validez sustancial. Muy pronto se impondrá este tipo de televisión en España, donde será acogida sin duda alguna con gran entusiasmo.