. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2013. Viernes, 4 mayo, 2012

 
Capítulo Dosmilésimo decimotercero: "La moderación es el hilo de seda que corre por la cadena de perlas de todas las virtudes" (Joseph Hall, 1574 - 1656; filósofo británico)

Las simpáticas mariquitas muestran una desbocada voracidad no sólo "alimentaria" sino también sexual. Según el genetista Michael Marjerus de la Universidad de Cambridge, los contactos sexuales de estos insectos pueden durar hasta nueve horas, con orgasmos de hasta 90 minutos. Además, cada mariquita puede tener hasta 30 compañeros diferentes al año.

Científicamente comprobado. A pesar de la fama y por más "medias" que hagan para las cuestiones estadísticas, hay "mariquitas" y "mariquitas". Por desgracia.

Luego dirán que somos todos iguales. Las ganas. Hasta el lunes pues.