. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2025. Miércoles, 23 mayo, 2012

 
Capítulo Dosmilésimo vigésimo quinto: "Cada vez que veo un problema escrito de matemáticas es algo como: Yo tengo 10 caramelos, tú tienes 25 rollos de papel higiénico. ¿Cuántos coches entran en el baño? Respuesta: Marrón, porque los monstruos no usan gafas”. (Juan J. 18 años estudiante)

Perra vida. No hay día que no suba el precio de algo. Sube el pan, la leche, la luz, el teléfono, la gasolina.. todo está por las nubes. Menos mal que Dios aprieta pero no ahoga y queda aún algo que no sube sino que baja. Servidor, por ejemplo. Cada día soy más bajito.

Por cierto, he aquí algunas de las razones técnicas que obligan a quienes toman estas decisiones a subir los precios.


Son solo algunas pero son, como puede apreciarse claramente, las más importantes.