. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2180. Lunes, 25 febrero, 2013

 
Capítulo Dosmilésimo centésimo octogésimo: Las conductas, como las enfermedades, se contagian de unos a otros (Francis Bacon, 1561- 1626; filosofo inglés)

Ya, el chiste del ciego haciendo comentarios de “¿quién ha escrito esta guarrería?” al tocar un rallador, es malo y viejo, lo sé, pero me ha dado que pensar. Y ahora a ver como escribo lo que escribo sin que los adictos a la censura acaben tirando esta página por un post que, encima, es serio y reivindicativo. Un post que lo único que pretende es ser solidario con una parte de la gente que también tiene sus derechos.

Puedes ser ciego o puedes ser manco, pero eso poco tiene que ver con las ganas de hacer otras cosas y si por una de esas cuestiones -que no vienen al caso- estás solo, y te da el apretón -que te dará- tienes la misma necesidad y el mismo derecho que los demás a buscarte herramientas y materiales que favorezcan el desarrollo de tu necesidad fisiológica natural (fino estoy siendo jo)

Los mancos (creo) lo tienen relativamente un poco mejor, pero la carencia de herramientas de excitación con la que entusiasmarse de una forma autoamatoria los invidentes (los ciegos de toda la vida, vamos). Y que yo sepa, ciego quiere decir que no puede ver… pero falta de ganas, lo que se dice falta de ganas, pues va a ser que no. Y no es justo. Es más, cualquier cosa que ayude a la persona –a cualquier persona- a sentirse incluida en el resto ayuda a mejorar su confianza. Y seguro que en un campo tan -por desgracia- pusilánime como este, más.

Pero encontrar este tipo de material resulta casi imposible. La falta de imaginación de fabricantes y proveedores es vergonzante… Aunque sólo casi. Después de mucho buscar (el aburrimiento es muy malo), he encontrado tres sitios especializados en el asunto: clickforeplay, pornfortheblinnd y tactilemindbook . Nada de poner enlaces ¡faltaría!, los defensores de las buenas costumbres lo caparían todo, pero con el google a mano (posiblemente a un muñón para los mancos), ningún problema.