. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2217. Lunes, 29 abril, 2013

 
Capítulo Dosmilésimo ducentésimo decimoséptimo: "Sólo avanzada ya mi vida me di cuenta de cuán fácil es decir "no lo sé". (William Somerset Maugham, 1874 -1965; novelista británico)

Si echo primero el aceite siempre hay un listillo que a grito pelado suelta: "Noooo, ¿pero qué haces?, así no es, primero se echa el vinagre"..

Si echo la sal al final, siempre hay otro que presa de un ataque de histeria grita: "¿Pero estás tonto.. si la sal es lo primero que se pone".

Y qué más dará, digo yo, si luego se revuelve todo. ¿No? Cosa más  complicada es que la hierba sepa a algo... por muy ensalada que la llamen.