. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2636. Miércoles, 15 abril, 2015

 
Capítulo Dosmilésimo sexcentésimo trigésimo sexto: “La felicidad tiene la virtud de suprimir la vejez”. (Franz Kafka, 1883 - 1924; escritor checo).

Dejando a un lado cosas tan normales como que la niña, más blanca que el culo de un esquimal (pero que debía estar toda buena) se refugiara en casa de siete enanos varones mineros que vivían juntos y explotaban una filón de piedras preciosas (¿para qué... si vivían aislados del mundo?) no acabo yo de pillarle el truco a la madrastrabrujareina del cuento de blancanieves.

Resulta que la buena señora se entera de que su hijastra no está muerta consultando un espejo mágico que puede localizar a las cosas y a las personas (el primer gps de la historia) preguntándole: "espejito, espejito mágico… ¿quién es la más bella del reino?". A ver, ¿qué mierda de pregunta es esa? ¿Tienes un cacharro mágico que te puede decir cualquier cosa y se te ocurre preguntarle quien es la más guapa? !Coñe!, si tan interesada estás en ser la más guapa pregúntale los números de la primitiva y luego ya con lo que toque, te pasas por la corporacióndermoestética y si eso te apañan.

Disney estrenaba blancanieves y los siete enanitos en 1938, justo un año antes de que empezara la segunda guerra mundial. ¿Casualidad o causalidad?