. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2669. Miércoles, 3 junio, 2015

 
Capítulo Dosmilésimo sexcentésimo sexagésimo noveno: “Definición de comprensión: !ah!, ya”.

El calor vuelve a las personashumanas tontas. Resulta que tienen unos cuantos días libres, empieza a subir el termómetro y dicen: buff qué calor, vamos a la playa.. que es como decir en pleno invierno, buff qué frío, vamos al círculo polar.

Porque la playa es lo más parecido que existe al desierto. Y sí, en la playa hace calor, mucho calor, aunque siempre hay quien dice "ya, pero te puedes bañar y te refrescas". Bueno ¿y qué? si a los tres minutos de salir del agua ya te estás cociendo otra vez. "Ya pero es que así nos ponemos morenos". ¿Y qué necesidad hay de ponerse moreno? Es verdad que algunos se quitan la camiseta y si te pillan desprevenido te pueden quemar la retina del reflejo, pero si para coger un poco de color te tienes que estar achicharrando como una lagartija, pues no sé yo.

Ah sí, bueno, que eso se puede evitar con una crema protectora.. pues, o vaya milagro de crema o vaya mierda de sol. Resulta que es la fuente de energía más potente que tenemos y nos cargamos sus efectos nocivos con una simple cremita. No sé, da que pensar. ¿Para cuándo una crema que evite los efectos nocivos de una radicación nuclear? Por ejemplo.

Y mañana, fiesta. Hasta el viernes pues.