. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2711. Lunes, 3 agosto, 2015

 
Capítulo Dosmilésimo septingentésimo undécimo: “Solo hay dos palancas que muevan al hombre: el miedo y el interés” (Napoleón Bonaparte, 1769 - 1821; político francés).

Hay cosas pensadas para no dejarlas nunca… pero que las acabas dejando igual. Como pasa con los cursos de idiomas. Tú te apuntas a un curso de inglés en septiembre, el mes típico en que se hacen estas tonterías, y el primer mes todo va bien, guantuzri, redyelougrin, maytaylorisrich.. vamos que vas sobrado; el segundo se empieza a complicar un poco, dogcatjouse, aidu, aijav; llega navidad, te desean mericrismas y te anuncian que en enero ya empezarás con el presentcontinius y los irregularvers. Llega enero y el primer día faltas porque te da palo, el segundo porque tienes un compromiso… y es justo ahí donde, aunque no te has dado cuenta todavía, ya lo has dejado...

...dejado hasta el próximo curso donde volverás a aprender lo mismo, que otra cosa no, pero si te examinaran de las palabras que aprendes en los dos primeros meses de todos los cursos de idiomas que has hecho, el nivel nativo no te lo quitaba nadie.