. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2750. Miércoles, 21 octubre, 2015

 
Capítulo Dosmilésimo septingentésimo quincuagésimo: “Las cosas que más tememos ya nos han ocurrido en la vida”. (Robin Williams, 1951 - 2014; actor estadounidense).

Hoy puro halloween: la chica de la curva. Que tú vas por una carretera secundaria muy oscura y te encuentras a una chica vestida de blanco (¿por qué todos los espíritus visten de blanco, que parece que lalejianeutrex patrocine el más allá?) haciendo autostop. Tiene cara de buena persona, te paras y la chica se sube en el asiento de atrás (rollo taxi), te da conversación y al llegar a una curva dice: en esta curva yo me maté con mi novio. Que lo primero que se te ocurre pensar es: ¿no me jodas qué tienes novio? no sé por qué te he recogido entonces. Y la chica va y desaparece.

Estos del misterio se empeñan en no ser realistas. A ver, punto uno, ¿quién al ver una chica vestida de novia en una carretera oscura va y se para? Nos llamarán insolidarios, precavidos o malas personas, pero andar parándonos en semejantes circunstancias para que se suba la desconocida... como que no

Y lo más elemental, una chica en una curva de una carretera secundaria puede ser un espíritu, vale, sí, pero lo más seguro es que sea una señoritaputa esperando clientes, y salvo que te interese saber el precio de un completo pues tampoco vas a andar dándole conversación a la pobre mujer que está ahí ella trabajando.