. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2763. Martes, 10 noviembre, 2015

 
Capítulo Dosmilésimo septingentésimo sexagésimo tercero: "Burlarse de la filosofía ya es filosofía” (Blaise Pascal, 1623 - 1662; matemático francés).

Los nair o nayares, castas hindúes que habitan Malabar. A partir del rito de la primera menstruación o tirandukuli, la mujer puede comenzar a recibir hombres, siempre que sean de su agrado, para su satisfacción sexual y, si lo considera conveniente, procrear. Esto no implica que se genere tipos de lazos permanentes ni derechos.

Los paharis, habitantes del Himalaya, viven en India, Nepal y Pakistán. Se organizan por poliandria fraternal: una mujer se casa con un grupo de hermanos y procrea con cada uno de ellos. Los hijos llaman padre a todos los hermanos.

Globalización cultural (total y obligatoria) ya.