. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2775. Jueves, 26 noviembre, 2015

 
Capítulo Dosmilésimo septingentésimo septuagésimo quinto: "Hay un momento límite en el que la paciencia deja de ser una virtud". (Edmund Burke 1729 - 1797; filósofo irlandés).

En 1969 la revista Penthouse publicó por primera vez a una modelo mostrando el vello púbico. Aquel “atrevimiento” fue el comienzo de un fuerte enfrentamiento entre el fundador de la revista, Bob Guccione, y el dueño de su competidora, Playboy, Hugh Hefner. Las imágenes provocaron una especie de revolución e hicieron que las ventas de la revista de Hugh Hefner descendieran. Para recuperarse, Hefner alegó que en su revista ya había aparecido antes vello genital (de hecho, Melodye Prentiss, missjulio 1969, ya lo mostraba). A partir de entonces ambas revistas compitieron para ver quien lo mostraba más y mejor. Las ventas aumentaron mucho y los beneficios mucho más en lo que se conoció "guerras púbicas".

Y ahora, un mínimo pelo presente y las señoras/señoritas/caballeros quedan descartados automáticamente. ¡Cómo ha cambiado los tiempos! Ponte a hacer guerras para acabar así.