. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2784. Jueves, 10 diciembre, 2015

 
Capítulo Dosmilésimo septingentésimo octogésimo cuarto: "¿Por qué los hijos aman a los abuelos? Porque el hijo niega al padre, y éste al suyo, y dos negaciones son una afirmación según la matemática”. (Francisco J. Sáenz de Oiza, 1918 - 2000, arquitecto español).

Los lagartos y las serpientes tienen una difícil decisión cada vez que encuentran pareja: qué pene usar. Porque estos reptiles están dotados con dos, el derecho, ligado al testículo derecho, y el izquierdo, ligado al izquierdo. Para decidir cuál usar deben recordar con cuál tuvieron su última aventura, de modo que usan, con el objeto de aumentar la posibilidad de fecundación, el que tenga más reserva de semen. El periodo más efectivo para cambiar de pene es cuando la relación anterior fue en un lapso menor a 24 horas.

Tener dos penes es una estrategia evolutiva que responde a la competencia espermática: si hay muchos machos y pocas hembras, hay que tratar de inseminar a la mayor cantidad posible de ellas, de la manera que sea.

Si esto es así, y dejando a un lado en las personashumanas la gracia (putada) de tener dos testículos pero un solo pene (ya puesto a hacer chapuzas incompletas ¿no hubiera sido más práctico al revés?) los que están de suerte son los chinos, ya que, si como dicen sus estadísticas hay unos 30 millones más de hombres que de mujeres en edad de casarse, dentro de poco la evolución hará su trabajo. La naturaleza no falla.