. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2946. Jueves, 22 septiembre 2016

 
Capítulo Dosmilésimo noningentésimo cuadragésimo sexto: “El miedo es el más ignorante, el más injurioso y el más cruel de los consejeros”. (Edmund Burke, 1729 - 1797; filósofo irlandés).

El mundo está complicado. Vas a un cumpleaños del hijo de la prima segunda de un amigo, por compromiso y eso, de pronto, y cuando menos te lo esperas, suena un ¡boooom! justo detrás, -porque esas cosas siempre pasan cuando menos te lo esperas y siempre pasan detrás-. La camisa no te llega al cuerpo.

Al niño se la ha explotado el globo.

Tal y como está el patio del bombardeo global esas cosas deberían de estar un poco más controladas. Sustos a estas edades, los justos.