. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2966. Viernes, 21 octubre, 2016

 
Capítulo Dosmilésimo noningentésimo sexagésimo sexto: “El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad”. (Ludwig van Beethoven, 1770 – 1827; compositor alemán).

Pocas cosas están tan buenas (con permiso de las croquetas) que el revuelto de embriones de gallina, con tubérculos al baño maría de aceite de oliva en su punto de sal, servido en la forma del propio recipiente de teflón tras rotación aérea y acompañamiento al gusto.

A mí me gusta con cebolla. Ya sé que los puristas dicen que la cebolla (aparte del refrán que reza -por aquello de la rima- que pone duralapolla), no le aporta nada, y que si se llama tortilla de patata y no tortilla de patata y cebolla es por algo. Pero esto es solo la lógica evolución. Es el mismo caso que el de unas lentejas; tú no dices que te vas a tragarte un plato de lentejas, patata, zanahoria, chorizo y cebolla, aunque lo lleve. Economía en la expresión verbal se llama.

Además, si tu madre te ha hecho la tortilla de patata con cebolla toda tu vida, no puedes rehusar de ella, sería como hacerte de otro equipo de fútbol, renunciar a tus orígenes o cambiarte el apellido en elfacebook. Eso es algo que no se puede consentir.

Por cierto, a partir de ahora pongamos cara de mapache tuerto a todos esos que llaman a la tortilla de patata tortilla de patatas. Que se note.