. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

De vacaciones. 8.

 
Soy el que baja a las tres de la mañana a tirar cincuenta cascos de botellines vacíos de cerveza al contenedor verde. Porque el reciclaje no está reñido con ser un hijo de puta.