. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

2992. Miércoles, 30 noviembre 2016

 
Capítulo Dosmilésimo noningentésimo nonagésimo segundo: "Tenga cuidado con las cosas pequeñas. Su ausencia o presencia pueden cambiarlo todo". (Han Shan, 1546 - 1623; filósofo chino).

Invierno, frío, jerséis. Me gustan las mangas largas. Me gustan esas mangas ligeramente más largas que la muñeca. Me gusta el gustito que dan. Me gustan esas mangas perfectas para hacer un gurullo con la mano y salir al mundo sin necesidad de guantes y sin que te tengan que amputar una extremidad pasadas las dos horas.

No está la vida para andar prescindiendo de miembros. Me gustan todos mis miembros.