. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

3057. Viernes, 17 marzo 2017

 
Capítulo Tresmilésimo quincuagésimo séptimo: “Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir. Francisco de Quevedo, 1580 – 1645; escritor español).

La República del Sudán, República de Sudán o Sudan del Norte es un país grande y complicado que tiene, como todos los países grandes y complicados, un montón de problemas. Eso es algo que cualquiera sabe (... sobre todo si teclea Sudán en el google, claro), pero la información importante viene ahora: los sudaneses son famosos por poseer los penes más grandes del mundo. Algo tendrá que ver esto con que al llegar los primeros exploradores por allí bautizaron a su capital como, Jartum, en árabe “trompa de elefante”.

Y yo perdiendo el tiempo viendo monumentos y más monumentos por un montón de países cuando los que interesan de verdad están donde están. Soy tonto.

Hasta el martes pues.