. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

3170. Jueves, 5 octubre, 2017

 
Capítulo Tresmilésimo centésimo septuagésimo: "Con el dinero sucede lo mismo que con el papel higiénico: cuando se necesita, se necesita urgentemente". (Upton Sinclair 1878 - 1968; escritor estadounidense).

Dicen que el dinero real acabará desapareciendo para pasar a ser digital. Mala cosa. Y por varias ídem. Si lo tienes todo el banco y quiebra -que pasar, pasa- adiós a todo lo que tuvieras por encima de 100.000 euros. Al no existir billetitos de papel va a ser imposible guardarlos debajo del colchón. Y eso no puede ser bueno.

Luego está el control. Con esto de la cosa digital los movimientos, la ubicación geográfica, los hábitos de consumo, todo, todo y todo queda registrado. Las compañías almacenan esta información y hacen con ellos lo que más les interesa, que suele, precisamente, ser lo que menos interesa a la gente normal.

Adiós a los descuentos. Cada vez que se paga con una tarjeta u otro dispositivo los bancos cobran una comisión al comercio, por muchos hacen descuento si pagas en efectivo. Si desaparece el dinero físico, fin de los descuentos.

Por la cantidad de gente que hay "analfabetos digitales", aquellas personas que no saben cómo funcionan las nuevas tecnologías (ni les interesa) y que tienen serias dificultades para adaptarse al nuevo modelo. Hay mucha gente (sobre todo mayor) que nada más recibir la pensión la saca para pagar los recibos del mes. Todo en efectivo. Sin olvidar a los inmigrantes sinpapeles que no pueden acceder a cuentas bancarias.

Y lo más importante, ¿qué van a hacer aquellos que piden monedas y/o billetes por la calle si deja de haber monedas o billetes? Aunque eso parece estar en vías de solución. En Suecia, por ejemplo, los mendigos ya se han adaptado a la nueva realidad y muchos cuentan con lectores de tarjetas de crédito para recoger las limosnas. Eso sí que es capacidad de adaptación a los nuevos tiempos.