. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

-   


  

06082018. De vacaciones, que siempre son mejores de lo que podrían ser.

 
Aunque admitido por la R.A.E., no está tan claro que sea correcto hablar de “presidenta”. Existen adjetivos epicenos -que designan el masculino y el femenino de una palabra sin importar el género gramatical-, como oyente o estudiante, que derivan de un verbo, y ése es el caso de presidente, que proviene de presidir, “el que o la que va primero”. Hay otros adjetivos como inteligente o adolescente que también derivan de un verbo, si bien éste no prevaleció en el español, sí existió en el latín: intellegere, “comprender, darse cuenta”, que se convirtió en inteligente; mientras que adolescente proviene de adolescere, que significa “crecer, desarrollarse, ir en aumento” (y no del verbo español adolecer como muchos piensan).

Como sea, es incorrecto hablar de estudianta, oyenta, inteligenta o adolescenta. Y del mismo modo debería serlo presidenta, a pesar de que la R.A.E. por el uso (y, posiblemente, por la corrección política) no lo considera de ese modo.Por otro lado, existen sustantivos epicenos, que designan seres vivos de ambos sexos, como sapo, rana, ballena, pulga, hormiga, o mosquito. Es importante dejar claro que no siempre el sexo gramatical determina diferencias de género; es decir, que aunque la palabra tortuga sea femenina, no significa que todas las veces se refiera a una hembra. Epicenos son también criatura, víctima o persona, y nada tiene de malo que a un hombre se le diga «esa persona».

Existen también adjetivos que poseen los dos géneros de forma implícita, como oficinista, cónyuge o testigo, y el que determina el género es el artículo: el o la oficinista, el o la cónyuge, el o la testigo. También hay otras palabras que, aunque nada nos lo impida, no debemos cambiar de género, como músico, químico o físico, pues hacen referencia a disciplinas como la música, la química y la física que pueden llevar a confusión. En cambio, “Margarita es física” o “Mi prima es una excelente música” son términos correctamente empleados aunque con reticencias culturales para su uso. En lugar de eso se dice: «Margarita es físico» o «Mi prima es una excelente músico. Eso sí, es incorrecto decir “excelenta música”, ya que excelente proviene del verbo en latín excellere, “sobresalir”.

Y además...

- Un colchón tiene que soportar no solo nuestro peso, sino también polvo, ácaros y suciedad en general. Por eso es conveniente "refrescarlo" de vez en cuando Bastará con verter alcohol blanco rectificado o vodka en una botella de spray, rociar el colchón de manera uniforme (sin mojarlo mucho), y luego dejarlo secar al aire antes de hacer la cama.